La Vida de un Venezolano en Brasil.

0
110

Comer bien, calzar bien, beber cerveza, salir a rumbear, eso no puede faltar, eso es lo que esperan muchos Venezolanos cuando salen de Venezuela, otros piensan en ayudar a la familia que quedo en Venezuela, algunos se acuerdan de los amigos, pero la realidad es otra.

Saliendo de Venezuela

El venezolano sale de Venezuela con muchas expectativas acerca de su futuro en Brasil, el que se queda, piensa que el venezolano afuera de las fronteras vive la gran vida. Y es aquí donde cae a mención al humorista Emilio Lovera, para mi uno de los mejores del mundo, y es venezolano “pa mas ñapa” el en uno de sus chistes saca a relucir una realidad que se ve en el venezolano en el exterior, una sonrisa sin espíritu, una voz sin fuerza, un caminar sin alma, y es que el venezolano lo único que no deja en Venezuela son las malas costumbre, pero deja la familia, los amigos, los recuerdos, las añoranzas, y hasta dan ganas de llorar recordar a Venezuela, pero la necesidad empuja a miles a salir de la bella Venezuela.

Llegada a Brasil, EL Gigante de America

Al cruzar esa frontera en Pacaraima, muchos suspiran, algunos les ha tocado llegar a Boa Vista caminando, otros en cola, muchos tuvimos la oportunidad de pagarnos un carro por puesto, cientos viven en las plazas, albergues, refugios, sobreviven de las ayudas, de lo que medio trabajan, de “diarias” así le dicen al trabajo ocasional que a veces consiguen en Brasil.

Aquí a la llegada vemos todo barato o económico, y es que en Venezuela estamos muy acostumbrando a escuchar que un huevo vale 150.000,00 bolívares, pero en brasil un huevo comprando el cartón de 30 unidades, cuesta 0.30 centavos. lo que hace verlo muy económico, preguntamos por un par de zapatos y cuando escuchamos que vale 40 reais, lo que uno se podría ganar en un día de trabajo, se siente en el paraíso, se siente en la Venezuela, antes de de décadas atrás, y hasta se pone soñador el Venezolano.

La Realidad es otra

En Venezuela no se paga luz, tampoco se paga agua, menos el aseo, la gasolina es gratis, porque el valor es una burla, pagando con el billete de menos valor que es el de cien bolívares, aun te queda vuelto, y esos billetes ni se aceptan, pero en Brasil hay que pagar el alquiler, en un cuarto o casa que ni un cartón tiene, en Venezuela, en su mayoría esta amoblada, aquí no dejan ni un cartón, después de pagar el alquiler hay que pagar luz y agua, y esos recibos son a veces muy costoso, porque ya son años acostumbrados a dejar el ventilador y las luces prendidas, y con el calor maracucho que hace en el norte de brasil, provoca vivir con un aire de 5 toneladas para un cuarto de 4×4, asi que el primer mes antes de las facturas, todo es un sueño, el segundo mes, cuando ves todo lo que tienes que pagar viene un suspiro de lamento que rompe el alma.

Es es ese momento que extrañas a Venezuela mas que nunca, porque hasta el transporte solo ir y venir te consume el 20 o 25 por ciento de tu salario. 8 reais, ir y venir… en Venezuela el pasaje es económico, pero aquí en brasil la gasolina es muy costosa, lo que hace que el transporte también lo sea.

El idioma

El portugués y el español, son muy parecidos, pero en Boa Vista y peor en Manaus, hablan el portugués, como los Argentinos y Chilenos y Maracuchos hablan el español, solo ellos se entienden, mas al Sur puedes comprender lo que hablan, y es muy fácil, pero en Manaus es como escuchar Mandarín.

Estas son solo algunas de las cientos de dificultades a la que se enfrenta un Venezolano en Brasil.

La Vida de un Venezolano en Brasil.
CAlifica este Post

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here